ebola 2

Cada día, los voluntarios y los miembros del personal de las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja arriesgan su vida. Miles de ellos la han perdido en el desempeño de su labor y muchos sufren detenciones, torturas y lesiones, a veces graves. Con frecuencia también padecen traumas psicológicos agudos, como se observa actualmente en la lucha contra el ébola. Los miembros del personal y los voluntarios locales son, invariablemente los primeros en intervenir en casos de crisis, al ser miembros de las comunidades a las que prestan asistencia.

Si bien la labor de los voluntarios y miembros del personal aporta consuelo, socorro y, con frecuencia, asistencia vital a quienes padecen las consecuencias más nefastas de los desastres, las emergencias de salud y los conflictos, la seguridad de esos agentes humanitarios y el acceso que se les concede a quienes necesitan de ellos no están garantizados en esas situaciones.

La capacidad de intervención rápida y eficaz de las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en casos de crisis está supeditada, en gran medida, a sus redes locales de voluntarios y miembros del personal. Incumbe al Movimiento y a los Estados la responsabilidad compartida de velar por que estén adecuadamente preparados, capacitados, respaldados y protegidos en su labor.

Se invitará a la Conferencia Internacional a que considere:

el propósito del Movimiento en lo que atañe al fortalecimiento de la protección de todos los voluntarios y del personal humanitarios en el desempeño de su labor; si bien las medidas adoptadas en cada país pueden diferir, cabe incluir como mínimo una disposición en la que se garantice apropiada cobertura de seguro a todos los voluntarios y para miembros del personal de las organizaciones humanitarias;

el establecimiento de mecanismos de apoyo esenciales para el bienestar de los voluntarios y miembros del personal, a saber, el acceso seguro para prestar asistencia a las personas y comunidades necesitadas; la promoción del apoyo psicológico; la provisión de equipos personales de protección, y la inversión en formación, incluida la seguridad en el lugar de trabajo y la gestión de la seguridad.

El Movimiento informará sobre los progresos alcanzados a este respecto durante las reuniones estatutarias, en 2017. Además, en la XXXIII Conferencia Internacional, que se celebrará en 2019, bajo uno de los temas se incluirá, un informe definitivo que contendrá recomendaciones.

Los proyectos de resolución

Informes

Esta página también está disponible en: Inglés, Francés, Árabe